¿QUÉ HACE QUE UN RECESO EN EL TRABAJO SEA BUENO?

Las demandas laborales cada vez son más pero al menos todos deberíamos preocuparnos por tener recesos y existe un estudio fascinante sobre cómo deben ser esos recesos para que sean efectivos, y cuando lo son pemiten que los empleados mantenga en compromiso durante las próximas horas y mantengan niveles de energía.

Yo trabajé cuando tenía mi primer profesión como supervisor en un lugar de trabajo donde uno tenía que estar siempre disponible y dónde para poder salir con la sobrecarga de trabajo tenía que quedarme horas que corrían por mi cuenta.

¿Sabes en qué terminé un día? Con una torticulis por estrés en el cuello.

Las demandas laborales cada vez son más pero al menos todos deberíamos preocuparnos por tener recesos y existe un estudio fascinante sobre cómo deben ser esos recesos para que sean efectivos, y cuando lo son pemiten que los empleados mantenga en compromiso durante las próximas horas y mantengan niveles de energía.

Implicaciones prácticas del estudio según autores.

Los hallazgos resaltan la importancia de sentirse relajado, relacionado y en control durante la hora del almuerzo para evitar el agotamiento y mantenerse comprometido durante toda la tarde a través de recursos personales reabastecidos. En consecuencia, primero queremos animar a los empleados a elegir el tipo de pausas para el almuerzo y las actividades de la pausa para el almuerzo que les ayuden a experimentar la relajación. Los estudios sugieren que los ejercicios físicos y de meditación, así como las experiencias en la naturaleza, son prometedores para calmarse (Korpela & Kinnunen, [28]; Krajewski et al., [29]). Quizás también la alimentación consciente, es decir, comer sin juzgar (Hulbert-Williams, Nicholls, Joy y Hulbert-Williams, [24]), podría ser una estrategia útil para dejar ir la tensión relacionada con el trabajo. Además, los empleados podrían tratar de fortalecer su sensación de control reflexionando sobre sus posibilidades de descanso o desviándose de las rutinas habituales del almuerzo de vez en cuando. Por último, para experimentar la relación, recomendamos que los empleados se esfuercen por pasar la hora del almuerzo con colegas o amigos que les gusten y con los que se sientan cómodos. Por ejemplo, los empleados podrían pensar y observar qué compañía disfrutan especialmente durante el almuerzo y en qué compañía se sienten menos cómodos. Además, pasar la hora del almuerzo uno a uno o en pequeños grupos puede facilitar la experiencia de relacionamiento.

Las organizaciones pueden ayudar a sus empleados a tomar descansos para el almuerzo fortaleciendo el control de los descansos. Por lo tanto, no solo se deben considerar los aspectos formales sino también los culturales, como la forma en que se entiende y se aplica el control de ruptura dentro de la organización. Por ejemplo, mientras que formalmente tienen el control para decidir cómo pasar la hora del almuerzo, de manera informal, se puede esperar que los empleados se unan a su equipo para almorzar. Además, recomendamos que las organizaciones creen entornos que faciliten la relajación y la relación durante las pausas para el almuerzo. Por ejemplo, las organizaciones podrían proporcionar instalaciones de retiro atractivas y accesibles, como salas silenciosas, tumbonas o espacios verdes. Además, los agradables salones sociales, el almuerzo y las áreas de café pueden invitar a los empleados a disfrutar de su almuerzo junto con otros. Otro enfoque podría ser ofrecer clases de relajación y organizar actividades sociales, como mesas de almuerzo regulares para grupos específicos de empleados (por ejemplo, aprendices). Finalmente, las organizaciones podrían considerar informar a sus empleados sobre experiencias útiles de recuperación durante los descansos a través de la intranet o en eventos informativos relacionados con la salud.

Conclusión del estudio.

Nuestro estudio destaca el papel de las experiencias de recuperación para comprender cómo las pausas laborales contribuyen a la recuperación. Además, sugiere que la recuperación se manifiesta en el bienestar de los empleados al aumentar los recursos personales y que diferentes recursos personales se vinculan con diferentes indicadores de bienestar. Al hacerlo, nuestro estudio avanza en investigaciones previas al presentar un amplio espectro de experiencias de recuperación basadas en la teoría, incluida la relación, y al estudiar cómo los descansos se relacionan con la experiencia de trabajar.

Compartir: