7 TENDENCIAS EN LA GESTIÓN DE PERSONAS PARA EL 2023

Falta muy poco para que demos la bienvenida al 2023 y seguramente estás preparándote para afrontar este nuevo año de la mejor manera. Es arriesgado predecir el futuro de una empresa en estos días, especialmente en el área de gestión de personas cuando hay situaciones como la crisis económica; sin embargo, prepararse para el futuro es el primer paso para encaminarse al éxito.

Falta muy poco para que demos la bienvenida al 2023 y seguramente estás preparándote para afrontar este nuevo año de la mejor manera. Es arriesgado predecir el futuro de una empresa en estos días, especialmente en el área de gestión de personas cuando hay situaciones como la crisis económica; sin embargo, prepararse para el futuro es el primer paso para encaminarse al éxito.

Para estructurar un plan de acción hay que conocer los retos y tendencias que están cobrando fuerza, una vez los tenemos establecidos podremos diseñar una estrategia que nos permita tener resultados positivos. 

Nos hemos tomado el tiempo de identificar siete prácticas que serán tendencia e influenciarán la forma en la que los líderes y gestores de recursos humanos toman decisiones, para que así tengas un panorama más amplio de las herramientas que tienes a la mano, lo que puedes mejorar o aquellas que van a ser un completo game changing.

Liderazgo efectivo

Para su informe The Top HR Trends and Priorities For 2023, la consultora Gartner encontró que para el 60% de los directores de recursos humanos encuestados, ejecutar un liderazgo efectivo es uno de los retos más importantes que deberán afrontar para este nuevo año. Parte del plan de acción de los profesionales, debe centrarse en crear ambientes que puedan adaptarse a los problemas que surjan, además de que en los espacios laborales se promueva la empatía y autenticidad.

Equipos de trabajo diversos e inclusivos

Las nuevas generaciones de colaboradores tienen como prioridad hacer parte de organizaciones cuyos valores y propósitos estén alineados con los suyos propios. Según un estudio realizado por CONE, el 64% de los Millennials al momento de aceptar un puesto de trabajo, analiza los compromisos medioambientales y sociales de la empresa. 

La diversidad de los equipos de trabajo se ha traducido en beneficios para las organizaciones, especialmente porque pueden encontrarse distintos puntos de vista que contribuirán a abordar varios enfoques a los problemas que pueda enfrentar el producto o servicio. Por otro lado, este aspecto se está convirtiendo en un diferenciador clave al momento de atraer y retener talento valioso.

Una cultura organizacional en la que prevalezca el Employee Experience

Por más que queramos mantenernos optimistas, nos encontramos en una época en la que bastantes cosas parecen ser inciertas, sin embargo y sin importar las circunstancias, debe prevalecer el crecimiento profesional, los beneficios más allá del salario y  la buena cultura organizacional en la que los colaboradores tengan una relación única con la compañía.

Nuevamente tomando en cuenta los resultados del estudio de Gartner, un 47% de los participantes admitió que las empresas para las que trabajan no brindan una experiencia atractiva a su equipo humano. Además, tres de cada cuatro colaboradores está en búsqueda activa de un nuevo trabajo, en el que pueda vivir un mejor desarrollo profesional, una mejor retribución económica o simplemente, un clima laboral más positivo. 

Impacto positivo en la industria, impacto positivo en la sociedad

Colaboradores y clientes esperan que la empresa, de la que hacen parte o adquieren algún servicio o producto, tenga como prioridad contribuir a causas sociales o ambientales. Es por esto, que parte de las tendencias en gestión de personas tiene que ver con la retribución que la compañía hace a la sociedad, las personas quieren estar relacionadas con una organización que piense más allá de su propio beneficio.

Soft Skills

Con las distintas modalidades de trabajo y los retos que traen consigo las industrias, estas habilidades siguen siendo una prioridad para los profesionales de gestión de personas. Parte de los retos en este rubro, está en vigilar constantemente de qué forma pueden contribuir para diseñar capacitaciones y estructurar planes de promoción de estas habilidades, que influyen directamente en la cultura y clima laboral.

La flexibilidad laboral 

Los modelos de trabajo remoto e híbridos llegaron para quedarse. Por este motivo, las empresas deben seguir mejorando sus sistemas para conservar la productividad. De acuerdo con la consultora Mckinsey, la pandemia aceleró la transformación digital en las organizaciones. Según algunas estadísticas publicadas por LinkedIn, las vacantes de trabajo remoto obtienen un 50% más de solicitudes por parte de los aplicantes. 

Si bien algunas organizaciones solo pueden permitirse mantener a sus colaboradores de manera presencial, es necesario plantear estrategias para que puedan obtener una mayor flexibilidad. Para alcanzarlo, lo principal es tener una comunicación  clara y políticas modernas respecto a los beneficios y permisos que estarán en el rango de esta flexibilidad.

Implementación de tecnología y analítica de datos

La tecnología y la gestión de personas es una dupla que ya no puede separarse. Con el surgimiento de softwares especializados, los profesionales de este rubro han podido llevar a otro nivel todas las tareas correspondientes a esta área, desde los procesos de reclutamiento y selección, hasta las evaluaciones de desempeño y capacitaciones.

En un año en el que será necesario -más que nunca- tomar las decisiones correctas en el momento indicado, la tecnología será la gran protagonista, sobre todo por su alcance e inmediatez. No obstante, se predice que para este 2023 los profesionales de gestión de personas deberán estar más familiarizados con el metaverso.

Y tú… ¿Cuál de estas tendencias crees que será la más útil?

Compartir: